Mi papá siempre anda por la casa encuerado de arriba; que llega un vecino, lo recibe sin camisa; que mi tía la mala avisa que se le murió el esposo, la recibe sin camisa; que llegan los cobradores, los recibe sin camisa. Mi padre ha tenido el bueno y mal tino de no saber medir...